Suelo Pélvico

¿QUÉ ES? ¿POR QUÉ SE VE DAÑADO?

El suelo pélvico es un conjunto de músculos y ligamentos que cierran la cavidad abdominal en su parte inferior, es decir, tapizan la parte inferior de nuestra pelvis Y no debemos entenderlo como un conjunto de músculos aislados del resto del cuerpo, forma junto con otros un espacio denominado: cavidad abdominal manométrica, situándose el suelo pélvico en la parte más inferior, el músculo diafragma en la parte superior, el transverso del abdomen en la pared anterior y los multífidos en la pared posterior, de tal forma que una alteración en cualquiera de estos elementos podría alterar su función.

Tanto el embarazo (por el aumento de peso y de presiones), como el parto (por el esfuerzo que supone y los posibles daños en los tejidos por desgarro, episiotomía, instrumental, etc) son factores de riesgo para estas estructuras.

Pero no son los únicos momentos que pueden ocasionar daños en el tejido, si quieres conocer las posibles causas que afectan esta zona, puedes consultar nuestro blog PINCHA AQUÍ

Disfunciones Principales del Suelo Pélvico

INCONTINENCIA URINARIA

Pérdida involuntaria de orina. Muy frecuente y puede provocar un deterioro importante de la calidad de vida. Puede ser tras los esfuerzos (saltar, correr, toser, estornudar, etc), de urgencia (asociada al deseo urgente de orinar) o una mezcla de ambas.

Factores de riesgo: deportes de impacto, debilidad suelo pélvico, embarazo, parto, sobreesfuerzos, estreñimiento, etc.

INCONTINENCIA ANORRECTAL

Pérdida involuntaria de gases o heces.

Factores de riesgo: fracturas del anillo pélvico, lesiones medulares, partos complicados con desgarro e instrumental, postquirúrgico (intervención de hemorroides o fístulas).

DISPAREUNIA

Dolor que se presenta en las relaciones sexuales o después de éstas. Puede ser dolor abdominal, pélvico o vaginal así cómo dolor externo superficial o más profundo vaginal.

Posibles causas: partos (desgarro, instrumental, debilidad muscular) , cicatrices (episiotomía, cesárea, desgarro..) , psicológico, falta de lubricación, alternaciones hormonales, infeccciones, etc.

Existe el Vaginismo de forma paralela pero que podría ser una causa. Se trata de un espasmo involuntaria de la musculatura del suelo pélvico. Imposibilidad de mantener relaciones sexuales con penetración. En la dispareunia sí que se puede, pero hay dolor.

Vulvodínea: dolor que afecta a la región vulvar, principalmente sensación de quemazón y ardor que puede perjudicar su vida sexual.

EPISIOTOMÍA Y DESGARROS

Como todas las cicatrices, es de especial importancia su cuidado y posterior tratamiento pata evitar restricciones en los tejidos, alteraciones en la sensibilidad y dolor.

RECUPERACIÓN POSTPARTO

Época muy importante en la vida de una mujer donde el cuerpo debe recuperarse después del embarazo y el parto. Es necesario conocer los cambios que se producen y prevenir lesiones futuras.

Conocer los loquios, entuertos, los cuidados de las posibles cicatrices, consejos para lactancia, etc, hacen que sea más sencilla esta etapa. Además, es importante realizar una valoración uroginecológica y fisioterapéutica. LINK A VALORACIÓN SUELO PÉLVICO.

En Sawabona proponemos planes individualizados de recuperación postparto y clases grupales. Hablemos de tu caso en particular y valoraremos lo que es mejor para ti.

Recuerda que puedes comenzar con los ejercicios de Kegel LINK y con otros ejercicios que te proponemos LINK

Procura no realizar deportes de impacto y abdominales tradicionales hasta no recuperar la musculatura y en ese caso sigue los consejos del especialista.

PROLAPSO

Descenso de los órganos pélvicos a través de vagina (vejiga, útero o recto). Las estructuras de soporte del suelo pélvico están débiles con lo que se permite el descenso de las vísceras.

Puede apreciarse una sensación de bulto en la vagina que puede ocasionar molestias en la vida diaria, en las relaciones sexuales, etc. Puede, además asociarse a problemas de incontinencia urinaria o incontinencia fecal.

Factores de riesgo: deportes de impacto, parto, cirugía pélvica previa, sobrepeso, factores genéticos, etc.

DOLOR PÉLVICO CRÓNICO

Nos referimos con ellos a todos los dolores o molestias de la esfera pélvica y perineal de al menos 6 meses de duración.

Dolores que puede aparecer de forma constante en nuestra vida diaria o en algunos momentos (defecar, hacer esfuerzos, mantener relaciones, etc)

Muchas veces no hay una causa específica de los dolores, otras muchas el origen reside en la musculatura del suelo pélvico, los tejidos colindantes o lesiones nerviosas asociadas.

No debemos olvidarnos que existe también un componente psicológico que es causante de muchas anomalías.

Lo importante es contar con un equipo multidisciplinar que pueda llegar a la causa de tus dolencias. Desde la fisioterapia tenemos muchas herramientas que pueden serte de ayuda. ¡Consúltanos!

Ejercicios de Kegel

Muchas son las dudas que surgen acerca de los ejercicios de tonificación de suelo pélvico.

Lo más importante es tomar conciencia y entender bien cómo realizarlo.

En muchas de nuestras consultas el problema no es que haya poca fuerza o poco control, el problema es que no tenemos integrada la musculatura y no sabemos bien como dar la orden y recurrimos al “stop pipi”, con el inconveniente de contraer de forma global toda la zona sin centrarnos en la musculatura d suelo pélvico de forma específica, pero puede servirnos la orden para ubicarnos.

Los ejercicios de Kegel fueron diseñados para tonificar la musculatura perineal, pero,

¿Cómo localizar esta musculatura?

Cuando ejercitamos el suelo pélvico lo que se siente es una contracción que cierra y eleva hacia adentro y hacia arriba todas las aberturas del periné, es decir, el ano, la uretra y la vagina, en el caso de las mujeres.

Es frecuente tener dudas de si estamos realizando bien el ejercicio o no. Debemos notar la activación muscular entre el pubis y el ano y tener en cuenta estas cosas:

  • Mantener una respiración normal y fluida (es frecuente cortar el aire al hacer el ejercicio)
  • No contraer a la vez los glúteos ni piernas ni abdomen
  • No empujar, la sensación es querer elevar los orificios y cerrarlos
  • Si tenemos dudas podemos introducir dos dedos y notar como al contraer la musculatura nuestros dedos se comprimen un suben
  • No utilizar la técnica de “cortar pipi” al ir al servicio ya que puede provocar infecciones de orina
  • Es más sencillo comenzar los ejercicios tumbada boca arriba, ya que la musculatura está totalmente relajada
  • Imagina que se va a escapar un gas y queremos evitarlo

EJERCICIOS DE KEGEL

Fisioterapia en las Disfunciones de Suelo Pélvico

¿Cuándo debo acudir a una unidad de suelo pélvico?

  • EMBARAZO: preparación del suelo pélvico de cara al parto y a la posterior recuperación. Masaje perineal, ejercicios de Kegel, movilizaciones pélvicas, etc.
  • POSTPARTO: revisión de suelo pélvico, cicatrices, diástasis, musculatura abdominal, recuperación, hipopresivos, etc.
  • ESTREÑIMIENTO
  • INCONTINENCIA URINARIA: de esfuerzo, de urgencia, mixta.
  • DISPAREUNIA (dolor al mantener relaciones)
  • VAGINISMO
  • CICATRICES (desgarro, episiotomía, cesárea)
  • DIÁSTASIS ABDOMINAL
  • DOLOR PÉLVICO CRÓNICO LOCALIZADO O DIFUSO
  • CAÍDA DE ÓRGANOS PÉLVICOS (PROLAPSOS)
  • ANORGASMIA
  • INCONTINENCIA DE GASES / FECAL
  • URGENCIA MICCIONAL
  • DEPORTES, EJERCICIOS O ACTIVIDADES DE ALTO IMPACTO que pueden deteriorar el suelo pélvico: correr, abdominales clásicos, salto, cargas de peso, etc.
  • OTROS

¿En qué consiste la Fisioterapia de suelo pélvico?

Lo primero y más importante es un buen diagnóstico y evaluación para ver la causa del problema que presenta.

Los tratamientos son principalmente manuales, combinamos técnicas de fisioterapia y osteopatía a fin de reequilibrar no sólo la musculatura perineal si no también todo el anillo pélvico y estructuras colindantes.

Estiramientos, técnicas miofasciales, puntos gatillo, tratamiento visceral, etc.

Tratamiento específico en cicatrices (mejora significativa de las cicatrices en cesárea, episiotomía, desgarros, no sólo a nivel estético si no a nivel de restricción de los tejidos, aumento de la vascularización, reequilibración

Es de suma importante además la comprensión de ejercicios tanto en consulta como en casa para tonificar no sólo musculatura perineal si no transverso abdominal, oblicuos, multífidos y, en definitiva, aprender a activar nuestro CORE. (Kegel, Gimnasia Abdominal Hipopresiva, Transverso abdominal, Sinergias Musculares, etc)

En determinados casos se combina con electroestimulación y /o biofeedback.

El fisioterapeuta estudiará cada caso de forma particular y decidirá que técnicas y ejercicios son los más adecuados. ¡Consúltanos!

Revisión del Suelo Pélvico

 ¿En qué momentos sería imprescindible revisar el suelo pélvico?

Siempre sería interesante tener un control de toda la zona, pero de manera más importante:

  • Prácticas de deporte de impacto o de esfuerzo
  • Trabajos con levantamientos de peso importantes
  • Alteración de la estructura y función del anillo pélvico
  • Aumento de peso. Obesidad
  • Embarazo
  • Parto
  • Menopausia
  • Otros

¿En qué consiste una revisión de suelo pélvico?

De forma general, lo más frecuente que encontramos en consulta, son revisiones de suelo pélvico tras el parto o en años posteriores y revisiones en edad más avanzada principalmente por incontinencia urinaria, pero no son los únicos casos.

¿Qué síntomas son los que deben llevarnos a sospechar de una alteración en el suelo pélvico?

  • Escape de orina espontáneos o con esfuerzos
  • Orinar con mucha frecuencia (más de 8 veces al día)
  • Infecciones frecuentes de orina
  • Realizar deportes de impacto, actividades o trabajos de cargas pesadas
  • Sobrepeso
  • Parto instrumental, desgarro o episiotomía
  • Peso elevado durante el embarazo
  • Peso elevado del bebé al nacer
  • Dolor al mantener relaciones
  • Otros

Si queréis más información podéis visitar nuestro blog AQUÍ.

REVISIÓN FISIOTERAPEÚTICA DE SUELO PÉLVICO

A grandes rasgos, una revisión de suelo pélvico incluye no solo la zona perineal y musculatura interna si no también la musculatura abdominal, principalmente la revisión del transverso abdominal con la coactivación del suelo pélvico y también un diagnóstico general de todo el anillo pélvico, core (transverso abdominal, suelo pélvico, multífidos, etc.) e incluso diafragma y alteraciones posturales.

Es por tanto una revisión más compleja y exhaustiva de lo que lo parece y es muy importante la recogida de datos y la obtención de toda la información posible para un buen diagnóstico antes de la exploración.

1. Entrevista y diagnóstico

2. Exploración externa

  • Musculatura abdominal
  • ¿Diástasis?
  • Transverso abdominal
  • Diafragma
  • Anillo pélvico
  • Postura
  • Respiración
  • Ejercicio Hipopresivo
  • Cicatriz en caso de cesárea
  • Otros

3. Exploración interna

  • Coloración, vascularización
  • ¿Propalspo?
  • ¿Episiotomía?
  • Sensibilidad
  • Dolor
  • Exploración muscular global y específica
  • Fuerza, Resistencia, Velocidad
  • Coactivación transverso
  • Efectividad Hipopresivo
  • Kegel

Después de una recogida exhaustiva de información se establecerán objetivos en cada caso y planes de tratamientos y ejercicios adaptados, así como pautas, consejos y recomendaciones para el día a día y para el inicio o mantenimiento de ciertas actividades físicas.

Consulta con nosotros cualquier duda que tengas, e

Transverso Abdominal

El músculo transverso del abdomen es una especie de faja que recubre desde la columna vertebral hasta la línea alba (línea vertical justo debajo del ombligo). Su función principal es la de estabilizar nuestra postura para proteger la zona lumbar, y además actúa comprimiendo las vísceras de la zona del abdomen y como músculo exhalador.

Es un músculo realmente importante por lo tanto a nivel postural pero también como sostén de las vísceras. Tiene relación directa con las fibras del suelo pélvico y debería actuar en sinergia con él.

Es muy importante aprender a localizarlo y activarlo para integrarlo en nuestras actividades de la vida diaria.

¡Consúltanos! Es de suma importancia en todas las personas y en especial si practicas deporte, estás embarazada, tienes dolores frecuentes de espalda, pasas muchas horas sentado, etc.